Invierno

Secuencia fotográfica de un pequeño arbusto del bosque seco (especie por identificar), su aparente muerte, su renacimiento con las primeras precipitaciones, floración y aparición de pequeñas bayas rojas. También se aprecia el caudal variable del río Alamor durante la época lluviosa.

Una cita en Dorsia

“Tengo todas las características de un ser humano: carne, sangre, piel, pelo. Pero ninguna emoción clara e identificable, excepto la avaricia y la aversión. Está ocurriendo algo horrible dentro de mí y no sé por qué. Mis sangrientas lujurias nocturnas están empezando a apoderarse de mí, me siento letal, al borde del frenesí, creo que mi máscara de cordura está a punto de desmoronarse.”

Agenda psicópata

Hace unos días se cumplieron 15 años del estreno de American Psycho (Mary Harron, 2000), adaptación cinematográfica del libro de Brett Easton Ellis y como ejercicio de lectura alejado de los habituales canales en los que me muevo, he decidido dar una oportunidad al Psicópata Americano. Esta será una entrada intentando matizar en pocas líneas sobre el material original American Psycho (1991), así que vengan, pasen y vean, no olviden traer su impermeable.

Patrick Bateman es Vicepresidente de P & P. Pat tiene 27 años, está en la cima del mundo. Pat sigue una rutina estricta, consume drogas y siente un vacío generado por vivir en el ambiente de Wall Street. Es ambicioso, elegante y voraz. Ha pasado su vida rodeada de escualos, cual tiburón blanco, pero las profundidades le tienen sin cuidado. Mantiene con Evelyn, su “novia” una relación oscilante entre la pasión y el desprecio. La voracidad de la que hace gala Pat no sólo se circunscribe Leer Más…

Cambio y fuera

“Los ecuatorianos son más adictos a las bellas letras que a los estudios serios; la República ha producida algunos poetas y literatos notables, pero ningún físico, químico, geógrafo, naturalista, en fin, ninguno que sobresalga en las ciencias exactas, que necesitan largos estudios y mucha paciencia. Por la misma razón de trabajar más con la fantasía y el corazón, que con el entendimiento y la cabeza, son muy aficionados a la música y a la pintura y escultura, y para estas artes manifiestan mucho talento”

Wolf, T. (1892), Geografía y geología del Ecuador pag. 542

En Latinoamérica se está viviendo una época muy particular. En mayor o en menor medida, los gobernantes y sus pueblos han visto la necesidad de diversificar la producción, de cambiar la matriz productiva. Lo lamentable del caso es que esta revolución del conocimiento obedece principalmente a la preocupación con la que se vislumbra la actualidad del modelo económico dependiente de la explotación de los recursos naturales no renovables.

Por mucho tiempo los principales actores de la política limitaron su acción a ser simples administradores de lo que Dios (o una naturaleza generosa) había provisto y se sentían (en mayor o en menor medida) cubiertos por la sombrilla del petróleo. Poco a poco y más por la necesaria mirada a otros ejemplos (buenos ejemplos, porque al parecer, lamentablemente, somos campeones para copiar lo malo) vemos que el mundo hace rato descubrieron al conocimiento como el más poderoso eje para transformar sus economías y por tanto generando empleo ser una sociedad más igualitaria.

Es un hecho innegable: el petróleo, que tantas escuelas, carreteras y hospitales construyó, algún día ha de acabar (últimos estudios dan esperanzadores 45 años). Pero la cuenta regresiva ha iniciado. Leer Más…

Calvin, artista

Comparto un par de viñetas de Calvin & Hobbes, tira cómica escrita y dibujada por Bill Watterson. Disfrútenla tanto como yo.

calvin_artista1calvin_artista

Silencio en el bosque

Algarrobo con basura

Algarrobo “adornado” con plásticos arrastrados por el viento. Clic para ver más grande.

Plásticos arrastrados por Eolo,

caprichosas formas de muerte,

tomas la vida del bosque,

invades la morada de las aves.

Accidentes de tránsito, sprays e indignación.

Vía a Zapotillo, sector la Ceiba, Ecuador.

La Ceiba – Vía a Zapotillo, Ecuador.

Hace algún tiempo que no escribo para quejarme. Sé que muchos no soportan escuchar (leer en este caso) a quien vive quejándose, pero una suma de eventos no conectados entre sí (y no necesariamente en orden) han motivado la escritura de este post.

Como algunos de mis lectores sabrán me gusta viajar, y afortunadamente por razones de trabajo suelo trasladarme en múltiples ocasiones a lo largo del año por la geografía de mi pequeño país. Siendo Ecuador una nación andina sus carreteras ofrecen a la par de una singular belleza, unas características tan caprichosas que generalmente convierten los viajes en una travesía sin igual. Si bien atrás quedaron años de abandono a la red vial ecuatoriana (en el sur hoy gozamos de excelentes carreteras) esto no ha disminuido la cantidad de accidentes de tránsito.

Volviendo a la queja (o denuncia), la primera, por así decirlo de las situaciones que motivan la redacción de este texto fue el conato de accidente en la que la unidad en que me transportaba se involucró. Afortunadamente el conductor pudo en el último instante evitar la colisión con otro vehículo. Y sucedió así: dos autobuses de pasajeros intentando rebasarse con exceso de velocidad en los zigzagueantes caminos que descienden hacia la costa ecuatoriana. Leer Más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 317 seguidores