Crowdsourcing


Crowdsourcing

Freddy Martin Coronel Flores

¿Qué es crowdsourcing?

Este neologismo viene de crowd (“multitud”) y sourcing (que podría ser traducida como “materia prima” ó “fuente”), y su concepto indica un avance o evolución del outsourcing, hacia la sociedad y economía creativa. El crowdsourcing opera así: las empresas proponen un tema o problema a resolver y recompensan a personas anónimas como “científicos de garaje”, estudiantes, trabajadores independientes o curiosos que dan solución a dicho dilema. [1]

En gran medida este fenómeno se ha visto acelerado en los últimos lustros por el avance de las telecomunicaciones, en especial la Internet que ha permitido que las barreras geográficas desaparezcan, haciendo posible la integración de mentes creativas de países normalmente relegados como lo son los mal denominados “tercer mundo” o “en vías de desarrollo”.

Un ejemplo muy claro de este fenómeno es InnoCentive, fundada en 2001 en donde una red (total de 125.000 según se dice) exponen su producto nuevo, crean contenidos o solucionan problemas. Según algunas investigaciones y artículos como el que expone siglo21.com los “triunfadores” reciben entre 10000 y 100000 dólares por su trabajo, que si bien resulta bastante generosa para nosotros, a las empresas les supone una fracción, muchas veces mínima, de lo que les significaría tener a un grupo de profesionales y científicos altamente calificados en un laboratorio enteramente equipado. [2]

Más del 30% de los problemas expuestos en InnoCentive han sido resueltos por los visitantes a ese sitio web. Por ejemplo, Colgate-Palmolive quería traspasar fluoruro a un tubo de pasta dental sin que el fluoruro se disolviera en la atmósfera, un problema que había burlado la astucia de sus investigadores internos durante muchísimo tiempo. Un científico resolvió el problema desde su garaje. Colgate-Palmolive pagó $25,000.00 por dicha solución. El costo hubiera sido muchas veces esa cantidad si empleaban a sus propios científicos en solucionarlo. [3]

En Canadá tiene su base Cambrian House, una compañía de crowdsourcing especializada en proyectos de Internet y programas informáticos. Con una comunidad de 64.000 pensadores, su lema es “¿cómo desencadenar las ideas, el talento y el espíritu empresarial de miles de personas? Póngalas todas juntas bajo el mismo techo”.

El techo, en este caso, es su página web. Bajo él, los participantes de la comunidad Cambrian han desarrollado un videojuego online llamado Gwabs. Además, a mediados de abril de este año, Cambrian House lanzará VenCorps, un site en el que inversores y empresarios podrán evaluar sus ideas de creación de empresas, utilizando el conocimiento, las redes y las experiencias del colectivo.

Por último, está la californiana Kluster, que ha sido presentada recientemente en el transcurso de la conferencia TED (Technology Entertainment Design), celebrada en California a mediados de febrero. Ciertas empresas pujan ya por ideas nuevas a través de Kluster, ofertando recompensas de más de 30.000 euros. [4]

¿Por qué el crowdsourcing funciona?

  • Diversidad: Cientos de personas atacan un problema o miles trayendo perspectivas frescas de diferentes áreas personales.

  • Independencia: Soluciones son impartidas sin miedo a no responder bajo la autoridad o estigma cultural de la empresa.

  • Expertos- No expertos- Amateurs: Todos co-participan en una solución donde no hay “sitios departamentales” y la comunicación fluye con más facilidad.


¿Dónde ya están usando Crowdsourcing?

  • Apache-IBM: El gigante de la computación corre todo el software de sus servidores y de los que comercializa a todo el mundo basado en su proyecto de crowdsourcing de software Apache que está en la mayoría de servidores que almacenan páginas en la web.

  • Programas de televisión Hit como “NBC Lost”: los autores de la serie ganadora de los Emmy entran en los blogs o comunidades de aficionados del show para revisar las sugerencias y aceptación de los personajes del programa.

  • Libros como el best seller “The long tail”: El avance del libro se publica en línea y los lectores comentan sobre la aplicación válida de la teoría que da forma al libro.

Más Ejemplos:

Fig. 1. Logo de My FootballClub

  • MyFootballClub (mi favorito personal, fig 1) es una iniciativa británica de crowdsourcing aplicada a la dirección de un club de fútbol que pretendía adquirir un equipo de una categoría inferior y gestionarlo a partir de ese momento en modo de votación directa a través de la red. En estos momentos 26.000 personas con conexión a internet rigen el club. Últimamente me enteré que ya han adquirido al club de la Segunda División, el Ebbsfleet United CF, y esperan ganar pronto su calificación a primera.

  • Mil ideas+“. Se trata de una sección en la página del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la que los usuarios pueden, previo registro, sugerir ideas, votarlas y comentar sobre ellas. Para mí, esto representaría además una forma de socializar la democracia e involucrar a todos en la construcción de una sociedad mejor. Quizás es la senda en que la política debería montarse, más aún en nuestro país, donde muchas veces se critican a los gobiernos en demasía, pero aquellos que realizan estas críticas, no aportan con soluciones.

  • Sony, Mastercard, Converse, Chevrolet y Frito-Lay han basado sus campañas publicitarias en anuncios concebidos por los usuarios de sus páginas. [5]

El Contrato ¿Qué se debería tomar en cuenta?

Los principales puntos atener en cuenta en este contrato son los siguientes [6]:

  1. La posibilidad de que el colaborador externo no obtenga una contrapartida a su trabajo si su aportación no es útil para la empresa.

  2. La definición del trabajo a realizar y la descripción exacta del resultado que se espera obtener.

  3. El plazo de entrega.

  4. El precio a pagar en el caso de que se cumplan los requisitos establecidos para que surja la obligación de pago.

  5. La titularidad de los derechos de propiedad intelectual sobre las aportaciones y el resultado final. En la mayoría de los casos podrá aplicarse el régimen de la obra colectiva.

  6. La responsabilidad civil por los daños y perjuicios producidos por las aportaciones al integrarse en la obra principal. En la mayoría de los casos el riesgo lo asumirá la empresa, salvo en el caso de que los perjuicios se produzcan a causa de una infracción de derecho de propiedad intelectual de terceros por parte del colaborador.

  7. La sumisión de las posibles controversias que surjan a un arbitraje tecnológico como el de Arbitec. Ello será especialmente útil en este tipo de contratos, ya que es posible que surjan discrepancias en la interpretación de los criterios que aplica la empresa para determinar si paga la recompensa o no.

  8. En el caso de que el arbitraje no llegue a realizarse, deberá haberse pactado la jurisdicción aplicable, ya que es probable que los colaboradores estén en localidades e incluso países distintos.

Referencias:

[1] http://www.igorcalzada.com/del-outsourcing-al-crowdsourcing

[2] http://www.innocentive.com/

[3] http://www.ensagaweb.com/

[4] http://www.ted.com/talks?gclid=CL-z3vX3lJICFQweQgodiHy3-w

[5] http://www.crowdsourcingrh.com/

[6] http://xribas.typepad.com/xavier_ribas/

About martincx

| Trabajo con Computadores (Y personas) | Ancient Alien Theorist (?)| Madman | Internet | Libros | Con una lista interminable de cosas por hacer, pero completada de a poco. Follow me on twitter.com @martincx

Este blog se enriquece con los comentarios, deja acá tu impresión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: